salmorejo sin pan

Disfruta de este salmorejo sin pan ligero, apto para celiacos y todo aquel que no quiera comer pan de manera habitual. Esta buenísimo y no notarás que falta pan. Con mis trucos para que quede perfecto triunfarás.

Información nutricional

Los tomates son ricos en vitamina C, antioxidantes, licopenos muy apropiados para épocas de calor, de echo es cuando la naturaleza nos ofrece estos deliciosos frutos.

El ajo es conocido por ser un potente antibiótico natural, especialmente cuando se consume crudo como es el caso. Contiene alicina que fortalece nuestra inmunidad y es antiséptico.

El huevo es una proteína de alta calidad que no sube el colesterol, como se creía hace unos años. Es saciante y nutritivo para cualquier comida del día, incluso en el desayuno. La forma que mejor se aprovechan sus nutrientes es quedando la clara cocida y la yema ligeramente cruda.

Como hacer salmorejo sin pan

Para conseguir una textura típica del salmorejo, más espesa que el gazpacho y no recurrir al pan debes hacer estos dos pasos.

  1. Retirar las semillas de los tomates, junto al agua que salga del mismo tomate. Para ello lava y corta el tomate por la mitad. A continuación, con un cuchillo o cuchara corta y retira las semillas y el agua. Resérvalo para una salsa de tomate por ejemplo.
  2. Cocer 3 huevos, 2 de ellos los añadirás a la batidora y triturarás junto al resto de ingredientes. El tercer huevo lo usarás para poner por encima.

Receta de salmorejo sin pan

receta salmorejo

Ingredientes salmorejo para 4 raciones

  • 1 kg de tomates de pera
  • 1 diente de ajo
  • 3 huevos cocidos
  • 4C (55ml aprox.) de aceite de oliva virgen extra
  • 1C de vinagre de Jerez
  • 1/4c de sal marina

Elaboración

  1. Pon a cocer los 3 huevos en un olla con agua que cubra los huevos. Dejar cocer 12′ desde que hierva el agua.
  2. Retirar las semillas de los tomates, junto al agua que salga del mismo tomate. Para ello lava y corta el tomate por la mitad. A continuación, con un cuchillo o cuchara corta y retira las semillas y el agua. Resérvalo para una salsa de tomate por ejemplo. Ves añadiendo el tomate a la batidora de vaso.
  3. Añade el resto de ingredientes (1 ajo, 4C de aceite, 1C de vinagre de Jerez y 1/4c de sal).
  4. Una vez cocidos los huevos, pela 2 de ellos y añádelos a la batidora. Tritura hasta que este todo bien batido y homogéneo.
  5. Prueba y ajusta a tu gusto de sal y vinagre. Reserva en la nevera y deja enfriar al menos 3-4 horas. Pasado este tiempo sirve y añade el huevo cocido por encima cortado a cubos.

Consejos para un salmorejo delicioso y sorprendente

Tal como vimos en la receta de gazpacho, los ingredientes son muy importantes. Le darán su sabor, por tanto mi consejo es que utilices ingredientes buenos. En el caso de los tomates, necesitamos unos carnosos sin mucho jugo.

La batidora que uses también ayudará a ligar y triturar mejor los alimentos. Yo tengo una vitamix serie ascent que para mí, que soy una amante de los utensilios de cocina es la mejor que hay en el mercado. Deja una textura increíble. Es una inversión que se hace 1 vez en la vida. En caso de que uses una de brazo o de baja potencia. Quizá sea interesante que cueles por un chino o colador fino antes de guardar el salmorejo.

¿Que te ha parecido la receta? ¿Imaginabas que usaría huevo para espesar?.

Prueba la receta y pásate por aquí para contarme que te ha parecido, lo agradeceré mucho.

Quizá te apetezca probar alguna crema de verduras más, te dejo por aquí otras recetas:

crema de aguacate y melon

Crema fría de melón y aguacate

¿Te ha gustado? Compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
id, consequat. elit. ut elit. et, non suscipit Praesent elementum